martes, 5 de octubre de 2010

Situación Actual Movimiento Estudiantil Universidad de Santiago.

La movilización estudiantil del año 2008 fue la última gran movilización en que la Universidad de Santiago de Chile (USACH) se hizo partícipe en su totalidad, en ese entonces en busca de la derogación de la Ley General de Educación (LGE), que el Gobierno de la Concertación, en conjunto con la Izquierda reformista, la Derecha y el Empresariado, conformaron en renovación de la antigua y dictatorial Ley Orgánica Constitucional de Enseñanza (LOCE), y que despertó un alzamiento extraordinario de parte de los Estudiantes Secundarios.

En estas movilizaciones así como otras anteriores, particularmente del 2000 en adelante en torno al financiamiento universitario estatal, el movimiento estudiantil al interior de la USACH ha estado comandado por la Federación de Estudiantes (FEUSACH). Invariablemente esta organización ha estado orgánicamente ligada a Partidos de la Concertación y el Partido Comunista (Juventudes Comunistas, Juventudes Socialistas, etc), cuadros políticos que a la vez están conectados con varias Direcciones de Escuela, Decanatos y Rectoría. Muchas otras organizaciones circulan y operan al interior de la universidad, entre ellas las llamadas despectivamente “ultra” por la izquierda tradicional, para nosotros Izquierda Revolucionaria, (FEL, REO, etc, y otras más esporádicas y coyunturales), sin embargo –lamentablemente- éstas no han logrado obtener el nivel de hegemonía de que goza la FEUSACH, porque la orgánica institucional oficial se autoconfirma, y también, siendo justos, porque no han logrado alcanzar un grado de articulación significativo entre sí, ni un atractivo y promoción importante dentro del espacio estudiantil.

La actual FEUSACH, “Avanza USACH”, tuvo que ser escogida el año 2009 sin el quórum necesario y hoy, luego de las vergonzosas actuaciones “partidarias” en relación con la lucha estudiantil por la Educación, desde la CONFECH, y luego por la lucha del Pueblo Mapuche, por medio del “ayuno solidario”, la FEUSACH es un espacio que se encuentra fuertemente desprestigiado en y por el estudiantado de la USACH, llegando a su punto crítico en uno de los últimos “ampliados estudiantiles”, en que irrumpieron estudiantes de la Universidad Alberto Hurtado (UAH), por esos días masivamente paralizada, y su Directiva fue duramente criticada por los estudiantes de la UAH, tanto como por los de la USACH, por no tomar una determinación e independencia estudiantil con respecto a la problemática que aqueja al Pueblo Mapuche.

Pero lamentablemente este desprestigio no lo padece solamente la FEUSACH: la organización estudiantil en general se encuentra muy debilitada, las asambleas de Escuela o de Carrera (que por lo general sí se realizan) cuentan con muy poca participación en relación con la totalidad de su población, y el panorama se concentra en la convocatoria desde alguna instancia más o menos legitimada, como el Ampliado Estudiantil de la FEUSACH, o los Bloques de Facultades, donde llegan los mismos y las mismas de siempre.

Pareciera que el estudiantado está harto de que “no se consiga nada real” en las movilizaciones, y siente que lo que se sacrifica en el proceso no se compensa con lo ganado al finalizar. Asimismo, pareciera que el estudiantado está esperando que “alguien” le traiga esa ganancia, como venido desde arriba, envuelta en un paquetito de regalo.

No obstante, siendo honestos y realistas, el panorama de los últimos 5 años en el movimiento estudiantil en general, y de la USACH en particular, es que efectivamente se ha conseguido poco o nada producto de la movilización, lo que explica en parte los discursos de “para qué movilizarse si no se consigue nada”, “las cosas no van a cambiar”, “es que los estudiantes no tenemos poder”, “no quiero salir en Enero”, frases que se expanden como pestes.

En específico en torno al conflicto entre el Estado de Chile y el Pueblo Mapuche, como es la tónica, el estudiantado se presenta reacio a paralizar sus actividades académicas para poder activar una movilización, y la FEUSACH está a la espera de la orden desde los altos mandos. En concreto, desde el Ampliado Estudiantil (espacio oficial) sólo se ha adherido a algunas convocatorias de Paro Nacional, que por lo demás son votadas por pocas carreras (Periodismo e Historia están en paro indefinido), y acompañadas y respetadas también por un número insignificante de escuelas. Por este año, no se ve cercana la posibilidad de activarse una organización estudiantil importante, ni que la USACH como conjunto se vote a paro indefinido, más allá de quienes de forma independiente asisten a las marchas mapuche de los días Miércoles y otras, y quienes aportan con difusión en nuestras paredes, para que no nos olvidemos de que los Pueblos sufren.

Hoy realizamos la crítica de que el movimiento estudiantil de la USACH se haya fuertemente burocratizado y cooptado por intereses de Partidos Políticos, lo cual adormece e inhibe la iniciativa y determinación de las organizaciones estudiantiles independientes. En pocas palabras, hoy en la USACH no existe propiamente un movimiento estudiantil, pero alentamos y reconocemos a los porfiados y las porfiadas que aún día a día intentan levantar organización.

Creemos al respecto, que el potencial transformador y revolucionario de las políticas de partidos, al estar insertas en un campo institucionalizado y legitimado por los mismos que detentan el poder (la Derecha y el Empresariado), son forzosamente cooptadas e influidas por la tendencia de éstas últimas, como núcleo hegemónico, y cualquier iniciativa disidente tenderá hacia la derechización. Las políticas provenientes de la organización social y estudiantil independiente de partidos, en cambio, tienen el potencial de plantearse frente al poder empresarial como antagónico y contrapuesto, por mucho que su subversión parezca muy lejana por el momento.

En respuesta a esta carencia de autonomía del movimiento estudiantil es que se ha impulsado desde el Segundo Semestre del presente año, la Asamblea General USACH, como espacio alternativo a la FEUSACH, de discusión y acción directamente desde las bases, y que no pretende erigirse como una coordinadora de organizaciones, ni operar a nivel de las dirigencias estudiantiles, ni como un espacio oficial apto para la negociación con las autoridades ni la toma de decisiones en el plano de la representatividad del estudiantado. De todas formas, diciendo lo cierto, esta instancia tampoco cuenta con la convocatoria, la participación activa ni el reconocimiento desde los y las estudiantes de la USACH que se espera, es integrada activamente por alrededor de 40 estudiantes, y ha llevado acabo actividades como foros informativos, marchas internas, y últimamente el pintado del suelo y la fachada externa del Frontis USACH, con música e información alusiva a la lucha del Pueblo Mapuche, y con la asistencia de unos 100 estudiantes (150 personas, contando también con la presencia de los pacos, que sin invitación formaron parte de la actividad).

CONVERGENCIA ESTUDIANTIL

USACH

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada